La rutina en un adulto mayor cumple una misión importante: planificar las tareas optimizando la gestión de su tiempo para tener una sensación de seguridad y control sobre el entorno, cuidando así su salud mental y emocional.

La rutina no tiene que pretender ser similar a la normal (estamos en una situación excepcional), pero sí tiene que cubrir las mismas necesidades: trabajar, dedicar tiempo a la familia, al ocio, a las relaciones sociales, al ejercicio físico y a la alimentación sana. Además, hay tareas nuevas derivadas de la situación que tienes que incluir en tu día a día, principalmente, informarte sobre la actualidad. Nuestros profesionales de la salud de Acalis recomiendan las actividades que aplican en las residencias con el fin de establecer una rutina:

  • Despertarse y dormirse todos los días a la misma hora.
  • En la medida de lo posible, expóngase a luz solar. Puede ser cerca de una ventana o en el jardín.
  • Todos los días levántese y vístase. Esto servirá para que sienta que su día tiene un inicio y término.
  • Evite quedarse en piyama todo el día.
  • En su rutina incluya actividad física. Por ejemplo, en la mañana pararse y levantarse de una silla 20 veces, luego caminar por la casa a paso rápido y hacer ejercicios de estiramiento. También puede utilizar para ejercicios de brazos paquetes de arroz o legumbres. Otra idea es caminar por una línea establecida con una lana o bufanda para entrenar su equilibrio. La actividad física genera endorfinas, las cuales harán que se sienta mejor anímicamente.
  • Incluir horarios establecidos para medicamentos.
  • Respete los horarios de alimentación.
  • En su rutina incluya desafíos mentales, como crucigramas, sudokus, puzzles, juegos de carta, etc.
  • Establece un horario y normas para acceder a la información, pero no esté siguiendo la evolución de Covid-19 constantemente, tienes que cuidar tu salud mental. Quizás es buena idea dedicar un rato por la mañana y otro al final de día para informarse.
  • Dentro de su rutina incluya la comunicación con personas cercanas, mediante teléfono, video llamadas o mensajería instantánea.
  • Acérquese a la espiritualidad, tenga un horario durante el día en el cual agradezca por pequeños momentos. Nacimiento de una flor, comida agradable, llamado de un ser querido, música agradable, etc.
  • Antes de dormir realice ejercicios de respiración profunda y con los ojos cerrados. Puede visualizar lugares bonitos que le generen una sensación agradable.

Esta situación pasará, pero mientras dure, debemos aportar nuestro grano de arena quedándonos en casa y llevando la cuarentena de la mejor manera posible, incluyendo todos los consejos mencionados anteriormente en tu día a día.

Es una buena oportunidad para ser solidarios con la sociedad, para conocerse mejor uno mismo, dedicarse tiempo y hacer lo mismo con las personas que conviven contigo. Estás ayudando a muchas personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *