Construyamos una personalidad resiliente

Construyamos una personalidad resiliente

La resiliencia es el proceso de adaptarse a las adversidades, traumas, tragedias, amenazas, o fuentes de tensiones significativas, como problemas familiares, cambios serios de salud o situaciones estresantes en el trabajo o financieras. Es «rebotar» de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte.
Conocer el modo en que reaccionamos ante malos escenarios es fundamental para saber qué aspectos debemos cambiar para lograr enfocarnos en el lado positivo frente a cada situación desafiante de la vida. Crear una nueva forma de enfrentar los problemas puede sonar desafiante, pero acá te dejamos 10 consejos que puedes aplicar desde ya y que te ayudarán a desarrollar una mentalidad resiliente:

¡Soy fuerte y sé que saldré adelante!

  1. Desarrollar vínculos: buenas relaciones con familiares cercanos, amigos u otras personas de importancia.
  2. Evitar en las crisis ver problemas insuperables: puedes cambiar como interpretar y responder a estos eventos.
  3. Aceptar que el cambio es parte de la vida: a veces, ciertas metas no se podrán alcanzar producto de situaciones adversas.
  4. Avanzar hacia la meta: fijarse metas reales, hacer algo regularmente, aunque sean pequeños pasos.
  5. Tomar decisiones activas: actuar en situaciones adversas tanto como se pueda.
  6. Buscar oportunidades para el autodescubrimiento.
  7. Cultivar una mirada positiva sobre uno mismo: desarrollar la confianza en las propias habilidades para resolver problemas.
  8. Colocar las cosas en perspectivas: considerar las situaciones que estresan en una perspectiva a largo plazo.
  9. Mantener una mirada positiva: tratar de visualizar lo que se quiere, en vez de enfrascarse en miedos.
  10. Cuidarse: prestar atención a las propias necesidades y sentimientos, realizando actividades que disfrutes y te relajen.

Fuente: Escuela Medicina PUC / OMS

Comments are disabled.