Con las bajas temperaturas del invierno aparecen las típicas enfermedades estacionales. La contaminación, la falta de ventilación, los cambios bruscos de temperatura y el frío son algunos de los factores que contribuyen al aumento de enfermedades e infecciones en la población durante estos meses, especialmente en la población de la tercera edad.

Nuestros profesionales en el cuidado de personas mayores nos comparten algunas recomendaciones para pasar este invierno de la mejor manera:

  • Limitar la exposición a agentes infecciosos es fundamental, el lavado de manos constante, una correcta ventilación de los espacios (habitaciones, comedor, sala de estar) son cuidados que contribuyen a prevenir enfermedades como la influenza, la neumonía, la bronquitis, entre otras.
  • Vacunarse contra el virus de la influenza predominante es fundamental. Permitirá inmunizar a todas las personas, en especial a los mayores de 60 años o más.
  • Mantenerse abrigado al momento de exponerse a un ambiente frío empleando gorros, guantes, bufandas, primera capa, chaquetas o suéteres, es fundamental. Es recomendable tener una temperatura agradable con un calefactor eléctrico, evitando que sean en base a leña o parafina, puesto que el humo podría causar congestión y propiciar el contagio de alguna enfermedad respiratoria.
  • Mantener una alimentación balanceada, rica en nutrientes y fibra, que nos permita fortalecer el sistema inmune previniendo el contagio de enfermedades infecciosas. Estar bien hidratado es importante, consumiendo agua o líquidos calientes como el té o sopas bajas en sodio.

Cuidémonos del frío invierno día a día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *